lunes, 26 de mayo de 2014

Ultimo Cuento (de un dia con fiebre): Clavo

Clavo
Últimamente han estado sucediendo cosas muy extrañas, cosas inexplicables, y muy evidentes, aunque creo que soy el único con la capacidad de percibirlas. Desde que todo esto comenzó me he ido quedando cada vez más solo, y aislado en mi terquedad de señalar las anomalías que el mundo entero pareciera negarse a ver. Es así que me han acusado de loco, conspirador y hasta han dado vuelta mis argumento y ahora pareciera que el fenómeno soy yo y que el mundo está perfectamente bien, que nada ha pasado, salvo que yo me he trasformado en una especie de monstruo. Y tengo la sospecha, porque no decirlo, de que planean eliminarme. Desde mi círculo más íntimo están tramando sacarme del medio, es que me he convertido en una amenaza y creo estar muy cerca de desenmascarar todo este asunto aunque eso me cueste poner al mundo entero contra mí.
Escribo este texto con la esperanza de que un día todo esto quede atrás  y el mundo vuelva a ser lo que fue y que ustedes, mis lectores, puedan recordar estos hechos, aunque no sin terror, como los días en que el mundo se volvió loco y todo se puso patas para arriba. También espero que si esto sucediese pueda por parte de ustedes recibir algo de comprensión, ya que por estas horas me siento tan solo que comienzo a dudar de mi cordura. Bueno sin más comenzare a relatarles esta historia que por supuesto aún no se cómo terminara.
 Todos tenemos en nuestra memoria fotográfica, pequeños detalles, imágenes y circunstancias que podríamos decir que son indelebles. Como sea el color de ojos de nuestra primera maestra, el aroma de nuestras abuelas, el color de esa bolita con la que en el colegio éramos invencibles, el sabor de las empanadas que hacían nuestras madres, las mejores empanadas del mundo. Etc.  De estos recuerdos seriamos incapaces de dudar son como sellos, certezas que van más allá de todas las cosas, quien dudaría al probar dos empanadas cual es la de su madre y cual de cualquier otra, o al agarrar un saco viejo del armario y llevárselo contra el pecho no sentir el olor a la abuela y todos los condimentos de su cocina y las lociones de baño, mezcladas con el fijador de pelo y aquel dejo a no sé qué  inconfundible.  No importa cuán locos digan que estamos, de esas cosas no dudaría nadie, eso yo lo sé y ustedes también, no importa cuán cambiado este el mundo y que nada sea como fuese hay ciertas cosas de las que no podemos dudar.
Yo entre otros tantos recuerdos de este tipo tengo dos en particular por los que pondría las manos en el fuego, sé que les parecerán extraños, pero también sé que ustedes tendrán los suyos vinculados a estas pequeñas cosas, todos los tenemos.  Estos dos recuerdos están referidos a techos, si techos, o particularidades que estos  tenían que los hacían únicos. El primero tiene que ver con una mancha de humedad en el techo sobre mi cama de cuando era pequeño ¿porque lo recuerdo tanto? Bueno porque me pase medio año observándola postrado en la cama enfermo de polio. Todos los días era despertarse y lo primero que veía era la mancha, a la hora de la leche, la mancha, antes de ir a dormir, la mancha. Así meses y meses, esas son cosas que difícilmente se le vayan a olvidar a uno.  Recuerdo pasar días observándola estudiando su contorno sus tonalidades que iban del ocre al negro en un degrade hacia el centro mismo de la mancha, y aunque no me crean esa mancha fue mi mejor amiga por esos días, recuerdo que la llamaba manuelita, por tener forma de tortuga. El segundo recuerdo indeleble sobre techos viene de mucho más acá en el tiempo. La casa en la que estoy viviendo, mi primer casa propia, la hice yo mismo con mis propias manos, yo mismo clave cada madera, coloque cada cerámico, revoque cada pared. Nadie mejor que yo conoce los pequeños detalles de mi casa. En particular había uno que me fascinaba, era un detalle nimio que nadie notaba, era como un secreto entre la casa y yo. Resulta que cuando estaba techando se me mezclo un clavo más largo que lo normal  y cuando lo puse atravesó la chapa, el clavador y el machimbre del cielo raso, por lo que si uno observaba desde adentro junto a un tirante se veía sobresalir un clavo. Muchísimas veces estuve por cortarlo pero por una cosa u otra nunca lo hice, hasta que termine por encariñarme con aquel defecto, con ese mínimo detalle que solo yo tal vez notaba, un fetiche mío que me gustaba observar de refilón cuando comíamos en la mesa del comedor, era como una costumbre, algo que me identificaba con la casa y le daba un toque personal.
Ustedes dirán que tienen que ver estos recuerdos, estos detalles en los techos con la rimbombancia con la que había comenzado el relato y las cosas extrañas e inexplicables que están sucediendo en el mundo, y el peligro en que me encuentro. A esta altura ustedes también deben estar pensando que no me encuentro bien de la cabeza, que desvarío  sobre cuestiones que no tienen importancia. Aguarden y déjenme explicarles, a veces son justamente los pequeños detalles, los más insignificantes los que pueden explicar las cosas más graves y trascendentes. Ahora estoy seguro de que todo este descalabro empieza con el asunto del clavo en el techo (porque todo tiene que tener necesariamente un comienzo).
Resulta que hace tan solo unos días me levanto para desayunar y al pasar bajo el tirante donde estaba el clavo resulta que el clavo no estaba allí como había estado desde siempre. Incrédulo me quede observando el techo, lo que le debió parecer muy extraño a mi mujer que se puso a observar junto a mí, ella miraba pensando, seguramente, ¿Qué le estará pasando a este loco? Mientras que yo miraba pensando cómo puede ser que haya desaparecido. Hasta que le pregunte -“¿Qué le paso al clavo del techo?”-  Y ella, en lo que fue la primera de una infinidad de negaciones y desentendidos, me respondió -“¿Que clavo amor?”- ¿Y yo  que le iba a explicar? que el clavo que había mal clavado un día y con el que había desarrollado una relación especial, que hacía que me identificase con la casa, el clavo que tal vez solo para mi significaba que esa casa era ciertamente mía, había desaparecido así sin más como si nunca hubiese estado allí sobresaliendo del cielo raso. Que le iba a explicar (a esto ya lo hablamos) que hay recuerdos, detalles, cosas que guarda la  memoria de las que no se pueden dudar. Y yo estaba seguro que ese clavo había estado allí por años saliendo del techo, pero ahora no estaba más. –“¿amor vos no habrás cortado el clavo, no?”- le pregunte. Pero ella y todos a partir de ese momento se empecinaron en negarlo todo, en hacerse los desentendidos con todas las cosas, por demás extrañas, que comenzaban a suceder a nuestro alrededor. Y volvió a responderme –“¿Que clavo amor?”-. Yo, créanme, le explique pacientemente toda la historia del clavo, de que había estado ahí por siempre, de que yo mismo lo había clavado etc., etc. Pero ella nada, tan solo me miraba con una mueca de sorna, como si le estuviese contando un cuento chino, y repetía  –“¿Qué clavo mi amor, que clavo?”-.
Bueno ahora ustedes dirán que exagero, que cuanta importancia puede tener un clavo si o un clavo no. Y les daría la razón si tan solo fuese eso, porque como ya les dije las cosas muchas veces se explican desde los detalles más simples y aparentemente más insignificantes. Y eso es justamente el caso del clavo, que en si no pareciera revestir mayor importancia. ¿Pero no les llamaría la atención a ustedes que simplemente desaparezca un clavo sin una explicación para ello? Bueno que pasaría entonces si les dijera que después de desayunar, con la idea del clavo dándome vueltas por la cabeza, voy a saludar a mi esposa con un beso y me doy cuenta de que en vez de tener dos dientes de frente, las paletas, tiene uno solo y enorme como un conejo. Eso sí les llamaría más la atención ¿no es cierto? Todos tenemos, o tuvimos, dos dientes, dos paletas, ¡yo no estoy loco! Pero no ahora resulta que todos tienen uno, pero yo no, yo sigo teniendo dos. Y hay más, cuando salgo a la calle  los troncos de los árboles eran verdes y las hojas marrones, la gente tenia un tercer ojo y caminaba para atrás y al saludarte te olfateaban como  perros.
¡Pero no, yo no estoy loco! Y a cada pregunta que hacía del tipo –“¿Cómo puede ser que tengan un diente y un tercer ojo?”- la respuesta era  –“¿Cómo un diente, como un tercer ojo, mi amor?”- A todos les parece tan natural que me repugna. Y esto recién comenzaba, con el correr de los días todo lo que fue,  lo que acostumbrábamos llamar normal  dejo de existir. Y a nadie le llamaba la atención ver una persona triple, o una persona dentro de otra, gente transparente y cosas que ya son hasta difícil de describir, fenómenos inimaginables, abominaciones de todo tipo. Y yo seguía preguntando –“¿Pero nadie se acuerda de cuando éramos normales, dos piernas dos brazos, una cabeza, dos ojos. En fin normales?”- Pero me miraban con su tercer ojo parpadeando como peces, con sus dos cabezas, con sus ojos en la espalda y levantaban los hombros y me decían –“No, ¿normales? si somos normales ¿De que estas hablando?”-.  Y era verdad, en cierto sentido la excepción se había vuelto regla. Yo el único normal, ósea el único bípedo típico, había pasado a ser el fenómeno, el extraño y todos comenzaron a mirarme con resquemor y a dejarme de lado. Por lo que no me quedo otra que retirarme, primero de mi casa (si de aquella que había hecho con mis propias manos) y luego del mundo en general escondiéndome de los ojos que me miraban con desconfianza.

Y es asi que hoy estoy escribiendo en la penumbra, desesperadamente, este relato que bien podría ser mi testamento o el testamento de todo un tiempo que solía ser normal, de un tiempo que no pierdo las esperanzas de que vuelva así tan repentinamente como se fue. Un tiempo, y no dejo de pensar en ello, que dejo de existir un día en que un clavo mal clavado en un techo desapareció. Esa idea es la que me está volviendo loco, la idea de que todo es tan efímero, la idea de que por años ese clavo estuvo allí sobresaliendo del techo y al momento que dejo de estarlo todo ya estaba perdido, dado vuelta, descarriado. Siempre me pareció sensato tener en cuenta hasta los más pequeños detalles, pero ahora todo me parece tan absurdo que… no se a ustedes que les parece.

martes, 28 de enero de 2014

Onetti, cafes tinta, ciudades viejas


Las cosas que Onetti nunca dice.
Las marcas de sus dedos entintados sobre las hojas
Los grises y ocres que pintan sus relatos.
 Grises de ciudades jóvenes pero viejas
De pueblos pujantes pero lentos, exasperantes,
Ramblas siempre sombrías
Cielos plomizos, ahogando horizontes
Y cigarrillos negros, cafes tinta
En bares de rincones oscuros, herméticos
Y vidrieras por donde desfilan sus personajes
Donde los va sujetando con nudos de tinta y nostalgia de música ciudadana
Vicios de periodista anquilosado a la maquina
Sordo al teclear ensimismado en sus tristezas.
Cuantas noches encerrado bajo el techo de una pieza
Viendo avanzar las manchas de humedad
Y el tacho rebalsando de bollos de papel,
Y ceniceros colmados, y tazas abandonadas con cadáveres secos de café
Toda una liturgia que nace de ese moho
Y que muere en la ribera de cualquiera de sus costas
Para volver a nacer de madres abandonicas,

De Buenos Aires, de Montevideo.

domingo, 2 de junio de 2013

Un viaje

Una huella es un escape,
y la montaña una puerta que nunca cierra.
Entonces no importa que sobre el horizonte
tu tremulo brillo se desvanezca,
jugando los juegos del sol, 
como un engaño o una ilucion.

Porque viajar sin brujula es viajar sin amor. 
Y entre el polvo suspendido de los caminos yo he viajado. 
Viendolo caer, por las frias noches,
cubriendo las huellas que quedaban atras.
Entonces cada dia es un volver a empezar,
de suelas gastadas, do olor a mar, a lluvia esperada.

por la ruta de los paisajes ajenos
viaje y los hice mios,
el amor ha sido el viaje, sin hallar destino.

jueves, 13 de diciembre de 2012

Los profundos azules del alba



Yo que no he visto los profundos azules del alba.
A mí que  me han contado de los colores del arco iris.
Si yo. Seré yo, pues, el que en una noche cerrada salga a por todo aquello.

Yo que no he visto, no porque no he querido, maravilla alguna.
Cerrare los ojos ante el cebo mundano, pues ciego no he sido, 
Tan solo de civilizado fui diagnosticado.

Entonces  yo, el que siempre ha guardado las formas,  seré el que grite mi parecer sin miramientos.
Las señoras se escandalizaran y los remilgados y santurrones, que cargan crucifijos,
se santiguaran al verme pasar, al escuchar lo que diga.
Pues no llevare atavió que esconda lo que soy, y no usare mordaza para no decir lo prohibido.

Yo quiero azules más profundos que los del alba
Y quiero los ocho colores del arco iris
Y quiero decir fantasías mas ciertas que esto que digo.
Abriré los ojos, sacare punta al lápiz y jugare con las palabras
Me han contado que es lo que hacen los poetas
¿Que dirían ellos sobre los  profundo azules del alba…?

lunes, 30 de enero de 2012

Rio, dulce Santiago

Dulce el rio,
sus aguas tibias bajan llevandose al cielo claro
que arriba aparenta quietud,
cuando aqui abajo todo se mueve
lento, cansino pero constante.
Y son sus aguas nuevamente, pienso, 
las que me trajeron hasta aca
a orillas de este dulce manso Santiago.

domingo, 4 de septiembre de 2011

Los Colores de la vida

Cuando se puede azul.
Brilla mas el amarillo
y cuando el verde les nace,
ensegida sale a la vida
y se enamora del rojo,
se casa con el, y los nietos que les salen
son morenos y se prodigan por la tierra.
Y la familia se cruza con los ocres
los violetas y bermellones.
Que lindos son los colores
que nos espian por los ojos
yo dejo mis cortinas abiertas
y mi paleta lista
haber si un dia de estos
pinto una obra maestra
con tu boca y con tus ojos
y deslizo el pincel de un solo trazo
para que nazca  de tu regazo
una libelula colorida
que ponga en tu lienzo mi vida
y en tu mano y en la  mia el pincel
que pinte algo de alegria.


domingo, 16 de enero de 2011

TUre/

Fragmentos y comentarios de un relato fantastico en el que estoy trabajado. Es algo que seguro me tomara un tiempo. pero bueno aca les dejo unas partes para que lean y comenten si les gusta.

                   "Pudo haber una época, en una tierra, en un tiempo. Donde todo estaba por hacer? Donde vivir y transcurrir, ser y hacer, ocurría en estado simbiótico con la tierra, con el entorno donde se hacia y vivía? Donde no se pudiese pensar en uno, si no se hacia por los demás, donde no se concebía  hacer lo contrario a la esencia de lo que esta hecho uno mismo, a la esencia de lo que esta hecho todo? Donde cada ser se reconocía y servia para un propósito particular, que no era otro que el propósito mas general, el plan maestro por el que lucha la vida, la evolución, la creación y superación. Donde no cabía la destrucción. Donde todo era natural y de lo natural se vivía?"

                  "Esta historia es parte de nuestra historia, pero es la parte que no pudimos historiar, la parte que no pudimos concebir como nuestra, desde el mismo momento que dejamos de ser naturales, desde el momento que dejamos de ser y proceder por la naturaleza."


                     "Pues imaginémonos en la nada misma parados sobre un único punto que rompe con la inmensidad de la nada. Todo fuera de ese punto, sigue siendo la nada. Solamente ese punto es, solo el interfiere con lo que antes era. Pues ahora desde ese punto, donde estamos parados nosotros, comienza a abrirse paso algo totalmente nuevo, desde el corazón de lo que antes por antonomasia no era, ahora comienza a ser, comienza la vida. Y con ella una aventura inédita, imposible de haber sido, y sin embargo es. En medio de fuerzas que pugnan por volver a ser lo que fue, este minúsculo punto se abre camino con una fuerza que solamente puede ser concebida por algo que no existe, o que hasta ese momento no existió, una fuerza que el estado anterior no puede combatir, una fuerza que desconoce, la fuerza de las antípodas, fuerzas que se repelen y que no pueden ser repelidas. Este es el motor de la historia, este es el motor de la vida, de aquí nace todo lo que  no debería ser, todo lo que vive y todo lo que va a morir, todo lo que lucha por abrirse camino, lo que lucha por vivir."


Bueno estos son peque;os fragmentos, tentempies, de toda la historia. La cual tiene poemas de esas eras fantasticas, que rescato para nuesros tiempos. Estos son revelados si uno sabe escuchar en el trino de un pajaro, en un sue;o salvaje, en el viento que pasa y aulla y murmura viejos secretos a aquellos que estan dispuestos a escuchar.

Estos son algunos de esos: 
-          El suelo generoso y el aire venturoso
Serán tus senderos.
El fuego y el agua, puros
Serán tus compañeros.
La mano y el puño sincero
Se harán cayos en el suelo,
De su trabajo serán las montañas
Y estarás más cerca del cielo.
Y de esto seremos todos,
Seremos naturales
Y esa condición honraremos. -

   -Desde algún lugar donde el frió silbido del viento proviene
Desde allí oigo el canto que quiero cantar.
Desde aquel lugar de parideras,
Es que todo lo que camina, comenzó a trotar
Y todo lo que corre quiere volar.
Es que como el viento que mengua, o se alborota, mas nunca se detiene,
De algún lugar así esta tierra, que es nuestra, viene.
Y  hacia allí vamos nosotros también.
Pues si algo tuvo principio, un fin quizá tendrá.
O será como este viento, que  nunca cesa, sopla y sopla y no quiere parar?-






viernes, 24 de diciembre de 2010

Las buenas letras

Nuevos versos que no vienen
viejos sueños que no mueren.
Algunas cosas siempre perduran, otras viven, mueren y se esfuman.
Algunas pocas cosas se escriben con altura,
la mayoría se transcriben para guardar la cordura.
Son cada letra gotas del antídoto, que arde al cicatrizar la herida.
Son la mayoría delirantes locuras, o inusuales genialidades.
pero todas son mentiras, salvo las que traslucen franqueza y o belleza.

Pero de esas hay tan pocas y son tan esquivas
que termino escribiendo estos versos
con rima o sin rima.
Mientras tanto sigo buscando dar con las buenas,
con las que viven mueren y se esfuman.
 Pero que vuelven a la vida con la lectura casual de alguien que pase por acá.






viernes, 1 de octubre de 2010

Que danzen las palabras

Que danzen las palabras!

que los versos enciendan hogueras!

entibien los inviernos, y retoñen las primaveras.

Que encuentren en tu prosa

el compás justo para su canto entonar.

Y quiera ella poder inspirar

el interno motor, que sacuda al cuerpo,

y la mente deje madurar,

al pulposo fruto seminal del pensamiento libre, del dolor mas vital,


para alcanzar el sueño anelado

de un mañana nuevo

de un amor enamorado.


martes, 31 de agosto de 2010

Catarsis Atea





Imagen
Nadie lo quiso, pero ahi esta


Quien en su sano juicio, puede decir - así dios lo quiso-?
morir quemado por el napal
morir desmembrado por la inquisición.
Quien en su sano juicio, puede decir - así dios lo quiso-?
y declarar la guerra santa
y considerar al americano nativo, 
al negro cautivo, algo menos que un animal.
Quien en su sano juicio, puede decir - asi dios lo quiso?
A este dios incapaz de amar ,
este dios no puede querer,
Bomba atómica de Nagasakipues este dios no quiso a nada ni a nadie.
Fue la iglesia quien lo dijo!!
- Asi dios lo quiso-
y tuvo la beña del cielo para comenzar a matar.
No digas dios lo quiso,
sin saber tolerar, sin saber lo que se trabajar para vivir.
Solo lo dices para sojuzgar, para dominar.
Solo lo dices porque vives de mentir.
y, si es cierto que dios lo quiso,
ni todo el oro y las pompas de cada mezquita, cada catedral
le alcanzara para pagar, el daño que hizo.
Dios no existe, y tu lo sabes,
por eso tanto miedo, tanta desigualdad.
Por eso estas dispuesto a dejar morir
por eso estas dispuesto a matar.


Adonde llegar?


Culebras que serpentean
y serpientes que no duermen
y por debajo de sus vientres,
cuantisima fauna, viviendo en la absoluta obscuridad
bajo tierra, evitando al sol,
diminutos microorganismos y sustancia en descomposición.
Y arriba, mucho mas arriba, sobre el firmamento
águilas vigilantes sobrevuelan nuestras cabezas.
zigzaguean mecidas por vientos eternos
tratando de olvidar que alguna vez les toco reptar.
Y aquí al medio, a mitad de camino de todo,
ni reptamos ni volamos
apenas caminamos,
apenas nos erguimos hace miles de años atrás.
y aunque si contamos y si hablamos
y también otras tantas cosas mas.
nos espera abajo la herrumbre y la descomposición.
cuando muramos, cuando muramos
y mientras tanto vivimos y soñamos elevarnos
llegar allí arriba, mucho mas arriba, donde no existe.
Pero allí queremos terminar
mas alto que las águilas 
donde ni el viento nos pueda alcanzar.
Un lugar donde un ser tan pedestre,
tan vulgar puede soñar.
Un lugar donde solo un ser tan nefasto puede habitar.
Dios ya debe estar allí!!!











viernes, 13 de agosto de 2010

Luis Felipe Noe o simplemente Yuyo

La semana pasada fui, como para saldar una deuda con migo mismo, al Museo nacional de bellas artes. Ese increible lugar al que siempre le pasaba por al lado y por una razon u otra,  terminaba dandole la vuelta y nunca entraba. Un dia porque estaba en la feria otro porque no tenia tiempo y queria dedicarle un buen rato. Y asi, y asi, talvez como muchos de ustedes, llegue a los 29 años y no habia ido nunca a visitar un lugar al que siempre habia querido ir.Asique el sabado pasado dije basta!! me levante arme un bolsito cuaderno y lapiz y ahi me lanze, derechito sin sdudar. Caze el tren y a retiro de un tiro. De ahi una linda caminatita, rememorando en el camino, al pasar, al fantasma del ital park; y los recuerdos de mi abuelo llevandome de muy chiquito ( a las tazas, nomas).
Ya en el museo, supero mis expectativas, la sala de arte europeo guardaba una sorpresa muy fuerte, para mi sorpresa estaban los dos cuadros de Modligiani que tanto me facinan. Fue algo expectacular que estuvieran ahi colgados hace tanto, tiempo sin saberlo esperando que los fuera a verlos, y yo mientras tanto siempre me colgaba a verlos en revistas o catalogos, asique me quede observandolos y disfrutandolos un largo rato.
Otro punto alto fue la muestra de Berni, muy buena, con muchos colages y pinturas de Juanito Laguna imperdibles.
Pero lo que mas me pego fue descubrir a Luis Felipe Noe, y la movida de los sesenta de la nueva figuracion. Sobre todo NOe fue algo especial me parecio que representa toda una idea del arte y del proceso creativo y el porque de hacer arte que yo venia pensando quiza sin saber de su postura y todo lo que el habia desarrollado en esos años. Fue muy bueno saber mas de el  y poder ver sus obras, la intoduccion a la esperanza, y otras me abrio un nuevo panorama.
Asique en resumen muy buena la experiencia del museo de bellas artes. Animensele que la van a pasar muy bien y a sacarle mucho provecho.

jueves, 8 de julio de 2010

"El uno en el otro" Jueguito poetico

El otro día, leyendo un hermoso librito con poemas  y artículos de Andre Breton, el maestro surrealista, me enganche con un juegito que el contaba que jugaba con sus amiguitos, Boudeliere, Man Ray, Jean Shuster, entre otros nenes de estos metiers. Obviamente lo que sigue no pretende emular a estos monstruos del arte de divagar, sino que tan solo les recogí el guante y jugué un ratito a su juego de "el uno en el otro".
Rápidamente este juego consiste en definirse uno como un objeto o idea a si mismo, luego otro le diría al sujeto anterior que se defina como x cosa. De esta manera el sujeto debería presentarse como la idea u objeto escogida por el y a través de una construccion poética sustituirse por la idea u objeto solicitado por el otro.
Yo para esta ocasión por estar solo mientras jugaba le hice una variación al juego. Anote dos  lista de palabras al azar y las uní tirando un dado; asique me quedo la palabra uno del casillero izquierdo con la tres del derecho y así sucesivamente
Lo siguiente salio de ese jueguito:

Penando/Loca

Pena que peno desde pequeño
desde que en el sueño soy
y en la vigilia no tengo.
Sueño que peno al despertar
despierto y sueño con este loco penar
de tener, de ansiar, y nunca alcanzar.
De pequeños, de adultos y viejos
es este penar que peno
o, es esta loca carencia solo mía?
porque en mi sueño peno
pero te abrazo y creo en el sueño
Loco sueño de dejar de penar!

Estilo/medio

Haber si adivinas la linea, la tonica, de quien firma.
Es grueso el trazo, es tosco, y pasa por descuido.
Pero se siente porque pincha,
y se ve porque es intencionado,
y se disfruta si se es desprejuiciado.
No tiene, no tiene mango el martillo,
porque con la cabeza, lo clavo torcido
y eso es lo que expresa que deja algo en cada pieza.
Sucio y desprolijo es un medio, un estilo
no es mio, solamente, lo pide a obra. Lo tomo de donde vivo.

Quejas/Decir

Me dejas una queja decir?
Es que no dejas de quejarte, digo.
sabes de que tengo tapado un oido?
de tus roncas quejas.
Por eso para quejarme, permiso pido.
Te dejo una queja, por el silbido quejoso que trona mi oido.

Sol/Loca

Yo sol, solo sol
vos loca, calandria loca
yo caliento cabezas
vos cortas el viento, suave aliento de vuelo.
Yo loco iluminado
vos al sol has tocado.

sábado, 10 de abril de 2010

JUJUY


Coqueando por los cerros

.............................................la altura y los senderos.
.................Bailando con la gente
....y sus colores .....estridentes.La musica de......................... ..............................................................................folklore
.....sazona los .....amores.
Y un grito de ¡Jujuy! ......
..............No te olvidare facilmente.

viernes, 19 de marzo de 2010


Horno para calentar los mares

Amasando la levadura lunar
el mar se retuerce desde adentro
creciendo y levando con la plenamar.
Mientras en lo alto permanece el sol
alli colgado sobre su paciente captor,
que algunos llaman horizonte, por decir un eufemismo,
mas aqui le diremos por su nombre
por su impiadosa tarea de
predador diurno, de asesino solar.
Y es casi hipnotico el ulular del agua
e irresistible el llamado de las olas
y su saludo reverencial,
cuando rompen contra la playa
invitan a pasar , invitan a ser parte del ritual.
Y ya somos uno este lugar y mi mente,
que viene y va al compas de la rompiente,
se siente libre, se siente fuerte
para ceer y crear.
Y al morir el sol, me nace una idea
algo se cuece en este horno para calentar los mares.

Orillas del Mascardi

El lago aqui abajo
la nieve desde alli arriba
y la montaña que nos llama y desafia.
Catedral, Lopez, Tronador
hacen cumbre en la grandeza
y observan coronados todo alrededor.
De coihues, cipreses y alerces
son sus lomos bien tupidos,
reflejando en el lago hermosas mixturas transparentes
de celestes y verdes tornasolados.
Aqui tiene lugar la quimera de magia y alquimia
que encierra la gota viajera
cuando a la orilla llega.
Es el murmullo del bosque , es el lago que nos habla
con voz de vertiente y tonada de arrollo.
Nos cuenta su historia milenaria, y su gloria bien ganada,
Pues no hay belleza semejante,
ni palabras que expliquen,
el profundo encanto de este lugar.
Solo invito a observar y escuchar,
luego cada uno dira.

martes, 9 de marzo de 2010

Mascullaciones antes de partir (algunas ideas)

Si aun piensas tener razon,
debes admitir que puedes esatar equivocado.
Solo asi completaras este absurdo
y habras dado el primer paso hacia esa verdad que estas buscando.
Dejando tus huellas de acierto y error,
tus huellas de punta y talon.
No avanzaras como flecha hacia el sol
andaras haciendo rodeos procurando comprender en cada vuelta la anterior.
Abrazando el camino, subiendo como la enredadera, conociendo tu destino, cosechando hiedra y flor.

Si aun crees que hay una verdad, y la sales a buscar,
debes saber que las señales nada te diran.
Que cerraras mil puertas y mil y una mas abriras
que las cosas delante tuyo se transforman, se retuercen y no se dejan alcanzar
y si en el camino todo esto te agota o te angustias,
y decides volver atras, las puertas que cerraste se abriran
pero sobre tus pasos no volveras a caminar.
Pues las formas que dejaste se rompieronn, se deboraron
y se parieron nuevamente. Son tu prole, tu derrotero
y tu eres su descendencia.
Ellas ya estan en tu conciencia y te condicionan
y tu como una serpiente, reptando en el camino,
dejas tu piel en el.
Mientras que la espesura ya se cierra sobre la huella;
esa voraz selva dadora de vida guarda secretos que nunca sabras.
Pero siempre un rayo de luz dejara que se cuele,
y nunca dejaremos de perseguirlo
dejando nuestra huella, nuestra piel vieja y cansada,
en aquel espiral, que se forma y se deforma,
aveces se encoge y se pliega sobre si mismo algunas vueltas
para luego romperse nuevamente y abrirse camino
superarse. Un paso hacia atras, dos para adelante
una huella que se extingue, otra que se abre.

Solo en el camino, solo haciendo camino de esto sabras.
Y como un explorador abriendo rutas hacia las nuevas indias
mas alla del ultramar estaras.
Por eso si ya tienes un pie en el camino
y estas por echarte a andar, hermanate con la ruta
no dejes ni una chance pasar. Rompe con esa formacion
que no hace otra cosa mas que pendular en la mediania, en el costumbrismo.
En el egoismo de bloquear el camino, de VIVIR DE LOS DEMAS.

viernes, 1 de enero de 2010

Las palabras, tus palabras.


Las palabras, tus palabras. Parte I de III




Parte I




Cuantos hay exhibiendo felicidad en la vidriera.


Hay quienes creen que lo que se vende en el turquerio


de la frivolidad, de la vida ligera,


encierra lo que la vida nos debiera, lo que la vida nos depara.




Pero yo, que nunca crei en esa calaña,


escucho tus palabras y me siento redimido.


Cada vez que lo hago siento que hay


mucho mas de lo alli exhibido.


Comprendo lo que dices, y enciendes mis sienes


de facinacion, de curiosidad aventurera.


Siento que eres sincera, que eres verdadera.


Forjada en la vida y pulida en la quimera.


jueves, 17 de diciembre de 2009

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Relato: la nada

-Quien busca la verdad corre el riesgo de encontrarla. Quien elije ignorar puede darse por perdido-.
Mas esto solo se sabrá antes del final, solo sobre ese punto centesimal, casi imperceptible, se develara la encrucijada. Haciendo de ese brevísimo instante, el eterno preludio al momento último que se agota, se disipa por siempre, en el no saber para que.
Eso era todo decía, pensaba. Tal vez por eso tenia que llegar hasta acá, tal vez todos los caminos, y no solo el recorrido, tienen por destino este umbral infranqueable, ciego. Tal vez sea que hasta aquí se llega. Tendré que resignar y colgar sobre este frió muro el letrero, ese que siempre temí colgar, que diga “final”. ¿Alguien mas lo vera? ¿O soy solo yo aquí? ¿Alguien más vendrá?
Que puedo decir. Es raro el sentimiento que se tiene (no se si será correcto llamarlo así) en el “final”. Pues puedo decir por lo que percibo hasta aquí, que no hay espacio, y menos hay lugar, y menos sensibilidad, ¡menos nada! Es eso nada, pero sin embargo estoy, eso si puedo decirlo. Estoy en ningún lugar, donde no hay donde ir, no hay donde estar. Donde no se si se permanece, supongo que no tiene sentido la inquietud, si como creo, tampoco el tiempo cuenta por acá.
Es raro, repito, así no lo imaginaba, ¡y si, le voy a decir “final”! De alguna manera le tengo que llamar. Algo tiene que ser, al menos para mí. Alguna certidumbre tengo que tener. ¡Esta bien que sea el final! ¡¿Me escuchan?! . Le puse final. ¡Le puse final! ¿Alguien tiene algo que objetar? ¿He? ¿Cómo? ¡ah, ya me parecía! ¿Nadie? Listo entonces final.
Que mas, ehhhh… no se. Saliendo de este silogismo, no se que mas contar. ¡Que bronca! Estar donde estoy y no tener nada más que agregar ¿es que alguien más habrá estado aquí? ¿Alguien que haya podido contarlo? Y, y nos se. ¡Da impotencia, viejo! Todo el camino recorrido y no tener nada mas que preguntas al final ¡Si nada mas que preguntas! Aburrirlos con preguntas, solo eso, nada que aportar.
Hey!, Pero esperen un segundo. Dije bronca ¡Si, dije bronca! Y dije impotencia. Esperen me estoy confundiendo, ¿Dije impotencia?, pero impotencia de que acá. ¿Realmente lo sentí? ¿O solo lo dije por decir? Eh no se. Debo reconocer que siempre fui un charlatán pero, ¡Pero que más da! ¿Qué importancia tiene? No me hagan caso. Otra vez empiezo con las preguntas, disculpen ya se que dije que no los iba a aburrir mas con las preguntas.
Devuelta, disculpen ustedes pero esto es así no se si esperar ¿esperar el que? No se hace cuanto estoy aquí. Nadie ha venido. No se para que el cartel de final. Disculpen ustedes una ultima pregunta ¿habrá final para el individuo? Como saberlo ¿no?, si es solo el.



-

viernes, 1 de febrero de 2008

Tango, que quiero


Que tiempos los que corren!

atras quedaron aquellos...

que el tango y la gomina peino.


Muy pocos son los momentos que debemos al oido;

su musica y poesia, y el idilio que entibia el corazon.

Cuanta onda nostalgia, en "Sur" y el zanjon.

Y mas alla que? nada. solo Pompeya y la inundacion.


Y cuanta memoria emotiva nos regalo Manzi y su poesia,

de Homero porteño, de poeta errante soñador y amante de corazon gladiador.

Y su pluma brillante tanta vida, tanto arte derrocho.

Con sus paisajes urbanos de amores tan humanos,

su epopeya escribio.


Para que el polaco cante.

Cante la cancion que como un milagro entre dientes murmuro,

el punto y coma de aquel tiempo pasado.

Hasta que un dia el mundo se quedo como mudo

y lloro la noticia ¡el polaco murio!

Y el gordo fuelle, amigo y compañero,

quedo resonando su ronca maldicion en un tango pendenciero.

De una epoca que nos llega con cada cancion,

al mismo corazon tanguero que la vieja guardia nos contagio.

Con la triste melodia de un desbensijado bandoneon.

Que hoy marca el paso en el pulido del piso de algun viejo salon.

miércoles, 30 de enero de 2008

Sobre un leño que viajaba con el rio

arrastrado entre los recuerdos mecidos,

mezclado entre los cuerpos bañados.


Vi en el, como en la claridad de un mapa,
las aristas del tiempo transcurrido

del tiempo olvidado, del vivido, del acallado.

Escuche entre los golpes de piedras,

entre el deslizar del agua las voces, los clamores,

y glorias de aquellos que lucharon, que vivieron por la vida

y fueron matados por aquellos que avivaban la muerte!


Y es siempre el rio,

el que los trae de vuelta es la corriente que nunca cesa,

la que guarda y refresca la memoria de lo que merece ser recordado.


Es asi que sobre este leño me tendio mansa

la evidensia de la necedad de aquellos que pretendendieron encerrar la memoria,

contener el cause irrefrenable de la historia.


Y sobre el se ve aun el remache firme de la vida,

el clavo que clavo otro clavo,

oxidado y putrefacto en su inutil esfuerzo de justificar semejante accion.


Ese dia recoji aquel leño, que sospecho algun dia fue una cruz,

pero hoy lo transforme para que sea sustento del verdadero amor.

Y es piedra fundamental de los cimientos de mi casa,

que quiero que sea la de todos, la de los hijos,

la de aquellos que alzen el grito de ¡viva la vida! nunca mas, nunca mas la muerte.

Bienvenida de la Serpe


Este es el blogspot de AstorTito, capitan de las alturas y comandante de los micro oraganismos para la confabulacion intestinal anque inginal del visitante, sujeto vivo o desfalcado resientemente.
Sea bienrecibido a visitar este sitio.




martes, 20 de noviembre de 2007


Una comedia ilarante, absurda, burda, bizarra, sucia, inteligente, y podria seguir con los adjetivos solo para querer decir que esta pelicula es una de las tres mejores comedias que he visto, sin dudas.
El genial Santiago Segura (un personaje unico) interpreta a este ex policia, un gordo por demas desagradable, el paroxismo del fascista ignorante, pero tan absurdo que no da un respiro en toda la pelicula para tomar aire de la risa que hace doler la panza.
Genial, es la primera de una saga de tres peliculas sobre este policia fracazado.